Cada año la educación empeora

España sigue empeorando en el ámbito del abandono escolar y de la educación en general. Las estadísticas afirman que los jóvenes de entre 18 y 24 años que abandonan sus estudios se han incrementado en un porcentaje de 7,2% en la primera década del año 2000. Actualmente se sitúa en el 31,2%; lo peor de todo es que el doble de la media europea.

La Unión Europea se ha propuesto como reto conseguir reducir esa tasa de abandono a menos del 10% en cada uno de los países que la componen y se ha impuesto como máximo hasta el 202 para poder alcanzarla. En estos momentos la media está rozando el 14,4%.
Sin embargo, aunque parece que vamos por el buen camino, hasta ahora solo hay 7 países que han logrado el objetivo: República Checa, Austria, Eslovaquia, Lituania, Finlandia, Estonia y Polonia.

Datos que agravan esta situación

Estudiantes en clase

España se encuentra al nivel de Malta en cuanto al abandono escolar situándose, como ya hemos comentado, en un alto 31,2%. Portugal también se encuentra en términos similares… ahora bien, la diferencia entre este país y Malta con España es que en estos dos primeros se ha reducido el porcentaje de abandono escolar entre un 28,4% y un 31,1% mientras que en nuestro país ha ido en aumento.
Según nos dicen desde Bruselas, el mayor problema del abandono escolar afecta a los inmigrantes (aproximadamente un 45% de las personas que abandonan sus estudios son inmigrantes frente a un 27% de nativos).
Además, estos datos también revelan algo a tener en cuenta y es que un 51% de los jóvenes que han dejado de trabajar se encuentran actualmente en paro mientras que el 49% está trabajando.

Países en donde hace falta invertir en educación

Educacion de calidad

Los expertos aseguran que países como Portugal y Malta se encuentran en el buena camino ya que el porcentaje de disminución del abandono escolar así lo establece… no obstante, todavía les queda un largo camino para hacer si no quieren volver a tener cifras negativas. España, por su parte, necesita de algunas medidas muy urgentes y debe de aplicarlas cuando antes.
Se les ha recomendado que ofrezcan la posibilidad a los jóvenes para que puedan tener una segunda oportunidad y volver a cursar los estudios que dejaron a medias.

El problema del abandono escolar también tiene efectos negativos sobre la economía del país. Un estudio ha revelado que el abandono escolar conlleva costes de carácter social, individual y económico que son capaces de alcanzar hasta el millón de euros por cada persona. Esto tiene su explicación y es que un joven que deja la educación de forma prematura tiene mayores probabilidades de necesitar beneficiarse de prestaciones sociales y menos de poder conseguir un trabajo.

Esto afectará, por supuesto, a su situación económica, a su salud, a su bienestar y a la opinión que tendrá sobre el mundo.
Según los expertos, si España tan solo lograse reducir un punto el porcentaje de abandono escolar supondría un aumento de casi medio millón de jóvenes que saldrían cualificados con carácter anual.
Se cree que una de las estrategias que hay que seguir para evitar este abandono es ayudar a los niños desde que son pequeños con cualquier tipo de dificultad que puedan llegar a tener. Además, será de vital importancia que se detecte cualquier tipo de anomalía para poder actuar ante ella cuanto antes.
Solo de esta forma se conseguirá reducir el número de jóvenes que dejan a un lado la educación y contribuiremos a atacar al problema desde la raíz.

Hay que enseñar a los padres la importancia de usar sillas de coche

Las cifras son alarmantes; muchos de los niños muertos en accidentes de tráfico habrían podido salvar la vida si hubieran utilizado sillas de coches aptas para ellos. El mayor problema es que o bien no tenían o bien no se habían puesto de la forma correcta, lo mas recomendable son las sillas isofix, por ejemplo la silla de coche bee cool de thunder que recomienda bambino tambien lleva isofix.
Existe un error muy extendido y es pensar que cualquier silla de auto puede proteger a nuestro pequeño en la misma medida… pero no es así, los estudios demuestran que hay algunas sillas mejores que otras.
En cualquier caso aquí lo que importa es que los padres se conciencien de la importancia de utilizar sillas de coche; no solo porque llevar a los niños sin ellas es ilegal, si no porque se consideran un elemento fundamental que les ayudará a conseguir la protección que necesitan a la hora de circular.
A continuación vamos a repasar algunas de las normas.

Las nuevas normativas en la utilización de sillas de coche

Bebe en silla de coche

-Lo primero que nos debe de quedar claro es que tanto los ocupantes de los vehículos como el conductor tienen que utilizar los cinturones de seguridad en todo momento y que estos deben de estar homologados según la ley.
Los menores que tengan una altura igual o inferior a 1,35 metros tendrán que utilizar una silla de auto de retención infantil.
-Estas sillas siempre se han de situar en los asientos traseros a excepción de que se produzca algunas de estas situaciones:
•En el caso de que el vehículo no disponga de asientos traseros
•Si todos los asientos traseros ya están ocupados.
•Si, por los motivos que sean, es imposible instalar este tipo de sillas de seguridad en los asientos traseros.

-En el caso de que finalmente se utilice la silla delantera y al vehículo tenga airbag, este deberá de ser desactivado.
-A la hora de instalar una silla de seguridad infantil habrá que seguir en todo momento las instrucciones que han sido facilitadas por el fabricante a través de un manual o de habernos indicado que lo consultáramos a través de Internet. En todo momento será responsabilidad del conductor prestar atención de que la silla que ha adquirido realmente sea compatible con el vehículo. En algunos casos será necesario poder adquirir una base aparte para que el sistema retención sea seguro.
-En el caso de que no se haya instalado la silla de seguridad, se haya hecho de una forma incorrecta o no se hayan aplicado los cinturones de seguridad, el conductor podrá recibir una amonestación de carácter grave o muy grave según la situación específica. Todo ello está contemplado en el artículo 65 en los apartados 4 h) y 5.II).
Se contemplan sanciones de hasta 200€ y hasta la retirada de 3 puntos de carne de conducir en el caso de que se incumpla cualquier tipo de norma relacionada con la instalación de estos sistemas de retención.
Aprende la ley de memoria para saber que la estás cumpliendo a rajatabla.